Last Updated:

Dibujos de la noche de Nueva York, por Molly Prentiss

Categories Uncategorized

Dije que no publicaría malas críticas en esta bitácora y he mantenido mi palabra hasta la actualidad, estarán en concordancia. Lamentablemente, voy a tener que romper mi regla, porque recibí los “New York Night Sketches” de Molly Prentiss como parte de los partidos de vuelta a la escuela. De hecho, una de las condiciones de esta operación, estructurada por el sitio PriceMinister, es que debo difundir mi opinión sobre el libro en mi blog.

Además, escribir una mala crítica de este libro me molesta tanto más que fui patrocinado (para formar parte en los Matchs de la rentrée littéraire) por la talentosa, amable y atractiva Mokamilla del blog aumilieudeslivres. Gracias, querida madrina. En la mayoría de los casos, extraña vez me equivoco cuando escojo un libro y debe caer sobre éste”. “New York Night Sketches” de Molly Prentiss tiene una increíble prensa y esta novela tenía todo para complacerme. De hecho, la acción del libro tiene lugar en el medio artístico de Nueva York en los años 80. Así, el creador estadounidense nos dibuja (por utilizar la palabra del título) el universo de tres individuos que se adoran y tienen un destino trágico en Nueva York exaltado desde los años 80 y en el que todo es viable sin importar la mugre de las okupas por todas partes. Pensé que iba a hallar un universo entre Paul Auster y Henry Miller, pero no sentí ninguna de ámbas cosas en esta primera novela descolorida que me decepcionó.

Jamás logré conectar con los individuos y la historia debido al estilo de escritura de Molly Prentiss, que me pareció frío, distante y un poco bastante mecánico. Toda la historia no tiene íra, furia y emociones, y más allá de que se piensa que el libro exhibe maravillosamente el universo neoyorquino de los 80, descubrí que la historia no tiene pasión, esa pasión que te envuelve cuando un creador sabe cómo poner sus tripas en su crónica. No me dejé llevar por ninguna emoción febril, sin importar algunos efectos estilísticos que me parecen estar ahí sólo para mostrar que el creador sabe escribir, y nada más. El texto está precisamente gobernado, pero también es muy superficial y muy frío. El contenido y la forma se usa para poner en escena el frescor de una época y de una vida a la que hay que ser nostálgico. Me agrada sentir esa sensación y no he sentido nada parecido. No era melancolia lo que tenía cuando cerré el libro, sino irritación por una historia sin gusto. A este libro le falta sal como a un mal plato en McDonald’s. Nada encaja sin importar las situaciones de sexo que carecen de humedad. Me agradan las novelas ambientadas y la atmósfera penetrante, es lo que suponía hallar en la obra de Molly Prentiss que habla bien de los ochenta, pero sin rigidez. Hay varios elementos trágicos en esta novela, pero jamás he logrado interesarme totalmente por ella.

“¿Cuántos años tienes cuando mueres?” Fue la primera pregunta que le logró a su madre, quien, incrédula, le disparó con su marica mosca rosa salmón antes de exclamar:
¿Estás bromeando o qué?
No, contestó Santiago, que ya se encontraba mejorando mentalmente su siguiente pregunta: ¿por qué nací yo?

Cada vez tenía la impresión de que todo se venía abajo. Podemos encontrar cinismo, porque lo requerimos, podemos encontrar dureza, porque lo requerimos, podemos encontrar sexo, porque lo requerimos, podemos encontrar drama, porque lo requerimos, pero cada vez estas asambleas me parecen muy artificiales. Todo suena mal y sobrevalorado. La autora norteamericana enumera sus entendimientos artísticos sin hondura como se haría en Twitter. Todo es cool y todo se hace para parecer cool en esta historia de manifestarse y escribir en el estilo de hoy, el de manifestarse. Deberíamos haber añadido algunos “hashtags” al texto para llevarlo a cabo aún más fresco. La narración de Molly Prentiss sería un increíble guión para una película de televisión producida y transmitida por M6 en una tarde lluviosa, porque de lo opuesto no la veríamos. ¿Y qué hay de los diálogos? Son preocupantes e insípidos. Hay por lo menos una aceptable iniciativa en esta novela con el personaje tolerando de sinestesia, pero verdaderamente no es bastante para llevar a cabo un libro, es solamente bastante para llenar la columna del periódico preferido de Kim Kardashian.

No entiendo por qué la prensa está tan radiante. No encontré malas críticas para este libro, quizás las haya, pero no encontré ninguna. Quizás yo soy el que se perdió algo, pero no creo…. Bueno, desde luego, esa opinión es sólo vinculante para mí.

¿Te ha decepcionado en algún momento un libro que se ve gustar a todo el planeta? ¿Prefieres mis críticas de asesinato o las que suelo escribir? ¿Por qué en la cita que doy acaba con una cita de cierre sin una apertura?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *